Cómo estimular el gateo de tu bebé

Cómo estimular el gateo de tu bebé 1

El gateo es esencial para el buen desarrollo de nuestro hijo en sus primeros meses de vida. Por eso, es muy importante que animemos a nuestro bebé a gatear si no sale instintivamente de él, ya que en ocasiones, los niños se saltan este paso y esto puede provocarles futuros problemas motores. Pero, ¿cómo estimular el gateo de nuestro bebé? ¡Aquí van algunos trucos!

5 trucos para fomentar el gateo de tu hijo

Jugad en el suelo

Procura que tu hijo esté en contacto con el suelo y las superficies por las que pueda desplazarse libremente bajo tu supervisión. Entre los 3 y los 6 meses los bebés empiezan a voltearse, probando una y otra vez hasta que ganan confianza para arrastrarse y desplazarse.

Aleja objetos de su alcance

Un juego de estimulación para ayudar a desarrollar el gateo de tu bebé se basa en el simple desplazamiento de los objetos de su zona de juego. Si el pequeño está jugando sobre una alfombra, por ejemplo, podemos alejarle algún juguete con el que esté entreteniendo para que se esfuerce a alcanzarlo.

El juego del pañuelo

Antes de que empiecen a gatear, ya podemos jugar con ellos para que descubran la perspectiva. Mientras lo tengamos tumbado boca arriba, podemos acercarle un pañuelo, rozándole la cara, las manos y los brazos, para luego alejárselo hacia arriba. De esta forma, fomentaremos que alargue los brazos y las manos para agarrarlo. Eso le servirá para entrenar la musculatura que utilizará durante el gateo.

El método de la toalla

Para este sencillo método, tan solo tendremos que enrollar una manta o una toalla en forma de rodillo. Después solo tendremos que colocar cuidadosamente al bebé boca abajo sobre este y balancearlo para que alcance el suelo con sus manos. Esta es una excelente manera para fortalecer las palmas de sus manos, así como sus brazos.

La carrera de obstáculos

Cuando empiece a mostrar signos de gateo, haz que pase por encima de obstáculos como tu pierna o algunos cojines para que vaya aprendiendo a bajarse de lugares altos y a controlar el equilibrio.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¡Deja que tu pequeño crezca y se desarrolle a su ritmo! No olvides que todos debemos pasar por todas y cada una de las fases de crecimiento. Si tienes cualquier duda, deberás consultarla con el pediatra para asegurar la mejor atención a tu hijo.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios