Consejos para padres primerizos: todo lo que deben saber

Consejos para padres primerizos: todo lo que deben saber 1

La idea de tener un hijo ilusiona y emociona muchísimo. Pero también da mucho miedo para quienes nunca lo han vivido: implica un cambio de vida.  Es importante que los padres primerizos sepan que además de disfrutar de las cosas buenas de los niños, también ocurrirán otras que podrían asustarlos durante los primeros meses del bebé. Si no tienen seguridad sobre qué hay que hacer para cuidarlo en esos momentos, no tienes que preocuparte. Hoy en Su Bebé, te contamos todo lo que hay que saber sobre los recién nacidos.

Desde observarte como si fueras un completo extraño hasta quedarse embobados mirando esa cosa extraña a la que llaman ombligo. El comportamiento de los bebés puede resultar desconcertante para los padres primerizos. Por eso, para guiarlos en los primeros pasos, aquí van algunas cosas que necesitas saber para que solo tengas que preocupar de lo importante: ¡disfrutar de vuestro bebé!

Las secuelas del parto

Normalmente, los recién nacidos tienen la cabeza con forma de cono, debido a que los huesos del cráneo son blandos y se desplazan para ayudar al bebé a salir a través del hueso pélvico de la madre. Pero no pasa nada: su cabeza se volverá redondeada después de un día o dos. También podría nacer con la nariz aplastada y las orejas hinchadas debido a la posición en la que se encontraba dentro del útero. Danika nos asegura que esta hinchazón disminuye en un par de días. Por otro lado, puede que tenga los brazos y las piernas demasiado flexionadas, “esto se debe a que el bebé estaba un poco apretado en el útero. Los brazos y las piernas flexionadas son signo de un buen tono muscular. Es algo muy normal que les pasa a los bebés en las primeras semanas de vida”.

Marcas rojas en la piel:

Puede que tu bebé, al nacer, tenga un aspecto algo colorado. Pero no te preocupes, es simplemente un efecto de la circulación sanguínea. También es habitual que le aparezcan marcas rojas en la cara, cuello o espalda, denominadas antojos. No son en absoluto peligrosas, algunas se desvanecen con el tiempo pero otras pueden quedarse para siempre.

El cordón umbilical

Tras cortar el cordón umbilical, al bebé le quedará una especie de muñón de color gris amarillento, que irá adquiriendo un aspecto negruzco según se vaya secando. “El muñón se secará y se caerá en unas dos semanas después del parto. Lo único que hay que hacer es mantener su futuro ombligo limpio y seco, ¡la naturaleza hará le resto!”.

El cráneo se termina de formar fuera

“La cabeza del recién nacido es uno de sus puntos débiles puesto que los huesos del cráneo aún no se han terminado de formar. A estos puntos blandos situados en el cráneo, se les denomina fontanelas. Las zonas más sensibles son la parte superior de la cabeza, que tarda unos 18 meses en terminar de formarse, y la zona posterior, que se formará a las 6 semanas de vida”.

Presta atención a su cabeza

Seguramente desees que las fontanelas de tu bebé se cierren rápidamente, pero relájate, también pueden aportar información valiosa. ¡Atentos! “Las fontanelas pueden darnos pistas sobre el estado de salud del recién nacido”. “Las fontanelas hundidas indican deshidratación y las que aparecen abultadas podrían ser signo de alguna enfermedad grave. Si notas algo de esto en vuestro bebé, deberíais poneros en contacto con el pediatra rápidamente”.

Los bebés suelen perder peso

Los recién nacidos pierden alrededor de un 7% y un 10% de peso corporal durante la primera semana. Danika afirma que esta pérdida se debe a los procesos fisiológicos naturales y no tiene nada de extraño. Simplemente tienes que alimentar a tu bebé siempre que te lo pida, asegurándote de que se coge bien al pecho. Recuerda que la lactancia es una parte importante del proceso, pues aportará al bebé sustancias nutritivas para su desarrollo.

Su piel no siempre es suave

Si crees que tu bebé no tendrá que enfrentarse al acné hasta la adolescencia: te equivocas.
La piel del recién nacido es un poco complicada. Es normal que se seque y se pele durante los primeros días ya que estaba creciendo en un ambiente caliente durante la gestación. “El cambio de temperatura puede alterarles la piel”, comenta la experta. No te preocupes, aplica a tu bebé alguna crema hidratante, con el paso del tiempo se solucionará.

 

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios