La desparasitación de mascotas como prevención para los niños

La desparasitación de mascotas como prevención para los niños 1


Tener una mascota es una práctica muy común en los países desarrollados, de hecho, algunos animales llevan siendo domesticados por el ser humano desde hace miles de años y algunas especies ya son incapaces de vivir sin el respaldo y la protección humana, como los perros o los gatos, que son los ejemplos más evidentes.

Pero tener una mascota conlleva una serie de responsabilidades, la primera de ellas es alimentarlas y cuidar de su salud, las mascotas, y sobre todo aquellas que tienen contacto directo con la calle a menudo son un vehículo potencial de transmisión de enfermedades. Para evitar este riesgo, el mejor consejo es desparasitar a los animales domésticos, para ello una gran opción es utilizar collares antiparasitarios, uno de los más eficaces del mercado es Scalibor collar.

Cuidado con los collares antiparasitarios en el caso de los gatos

Muchos gatos, sobre todo si son gatos que salen a la calle a menudo, presentan ciertas reticencias para mantener el collar, y con sus propias garras pueden hacerse daño al intentárselo quitar. Esto no ocurre con los perros, que son más tranquilos. Hay muchos modelos de collares diferentes, aunque adquirir  un collar scalibor es muy recomendable, lo podemos encontrar en tiendas especializadas o en tiendas online como Petclic, si quieres comprar el collar o necesitas más información, tienes toda la información online al pinchar aquí.

Si su gato es más reacio a llevar collar, otro método para desparasitar mascotas es mediante una pipeta, no es necesario siquiera la presencia de un veterinario, pues se puede hacer desde casa sin dificultad y de ese modo el animal sufrirá también menos estrés.

Ventajas de tener una mascota en el desarrollo de un niño

Mantener desparasitadas a las mascotas es fundamental para proteger la salud del propio animal y también, y lo que es más importante, del resto de miembros de la familia, sobre todo de los niños.

Pero, aunque la mascota esté desparasitada, una de las ventajas de criar a un niño con una mascota en casa es que aumenta la llamada “hipótesis de la suciedad”, que establece que los hogares con un exceso de higiene debilitan el desarrollo del sistema inmunológico de los niños en sus primeras etapas vitales y eso les ayuda por ejemplo a reducir considerablemente el riesgo de padecer alergias.

Por otra parte, los niños que crecen con mascotas suelen sufrir menos episodios de estrés, realizan más actividad física, se sienten más felices y crecen más tranquilos y seguros de sí mismos.

Cuándo hay que introducir una mascota en casa

Es a partir de los cuatro o cinco años cuando los niños comienzan a notar diferencias significativas entre las mascotas y sus propios peluches, es en ese momento cuando pueden convertirse en compañeros de juegos.

En cualquier caso, siempre es recomendable mantener un alto índice de higiene en los humanos, y especialmente los niños, tras jugar con las mascotas o manipularlas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Núria López

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios