La importancia de elegir una buena leche de crecimiento

La importancia de elegir una buena leche de crecimiento 1


Tanto si eres madre como padre seguro que una de tus principales preocupaciones es que tu hijo crezca fuerte y sano. Si bien es sabido que la alimentación para ello es muy importante, no hay que olvidar que en la dieta de los pequeños no puede faltar el producto estrella: la leche. Lo normal es que en los primeros compases de vida las mamás se decanten por darles la leche materna y, a medida que pase el tiempo esta se elimine para dar paso a la leche de vaca. Aunque son dos opciones muy buenas, no hay que olvidar que en el mercado contamos con otros productos que pueden ayudar al desarrollo de nuestros hijos, refiriéndonos más exactamente a las leches de crecimiento. Son productos que están perfectamente adecuados y adaptados para ofrecer todos los nutrientes necesarios a nuestro hijo y que así crezca de la mejor forma posible.

Aunque este producto sirve para cualquier etapa de la vida de los pequeños, hay que tener en cuenta que darles leche de crecimiento a partir de los 12 meses tiene una mayor importancia. Decimos esto porque desde los 6 o 7 meses de gestación hasta que el niño cumple 3 años va a ser la etapa en la que se desarrolle en diferentes aspectos, sobre todo los físicos. En este caso cobra importancia el desarrollo visual, intelectual y sobre todo el cerebral. Seguro que quieres que tu hijo tome los nutrientes que necesitan para su correcto crecimiento y es por ello que debes darle este tipo de leche.

A pesar de la creencia de que la leche de vaca es muy buena para los niños, no queremos decir que no lo sea, sin embargo, la leche de crecimiento cuenta con una mayor cantidad de hierro, que se presenta como un mineral esencial para el desarrollo de los pequeños. La leche de vaca carece de este mineral o lo tiene en muy pocas cantidades, de ahí que sea necesario un complemento nutritivo que aporte el hierro que los pequeños necesitan para crecer. La leche de crecimiento es la compañera ideal para este primer viaje debido a que no solo cuenta con una cantidad de hierro importante, sino que también tiene Omega 3 y ambas sustancias son componentes fundamentales para que el niño se desarrolle como es debido.

Además, para más inri, la leche de crecimiento tiene un valor añadido, y es que cuenta con el calcio y la vitamina D que necesitan los pequeños, simulando en este sentido la leche materna, lo que aportará energía a los niños. No menos importante, la leche de crecimiento se ha elaborado con otros minerales tan importantes para el desarrollo de tu hijo, como es el caso del yodo, cinc o la vitamina E.

¿Qué dicen los expertos?

Debido al cambio del ritmo de vida en las familias hoy en día, la alimentación de los pequeños se ha descuidado un poco. Aunque la leche sigue siendo un producto habitual en la dieta, nos hemos olvidado de la importancia que tiene darle a nuestro hijo una leche adecuada que contenga todos los nutrientes. El desarrollo adecuado del pequeño debe ser nuestra principal premisa y eso solo se consigue si le damos los minerales que corresponden. Antes de meternos en una dieta llena de alimentos podemos elegir darle la leche de crecimiento que aúna todos estos minerales en un mismo producto.

Según los expertos, esta es una práctica que se está perdiendo, de ahí que debamos elegir una buena leche de crecimiento y evitar que nuestro hijo tenga carencias en este sentido. Además, estos especialistas añaden que lo ideal es que tomen entre 2 y 3 vasos de leche de forma diaria y que esta ingesta no puede faltar jamás en el desayuno para que puedan afrontar el día con energía y vitalidad.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios