Toallitas para bebés…y para mucho más

Uno de los productos que no pueden faltar en la lista de la compra cuando se tiene un bebé son las toallitas. De hecho, se han convertido en un imprescindible en gran cantidad de hogares al que, de paso, se le da otros usos.

Esto es lo que debes tener presente para escoger unas toallitas de bebés

Una de las cosas que hay que tener presentes a la hora de comprar las toallitas es que en los supermercados existen de muchos tipos, razón por la cual, hay que fijarse en distintos factores.

Entre ellos está la composición, siendo esencial comprobar que no contienen alcohol ni ningún otro elemento que pueda dañar la piel de los pequeños, que es considerablemente sensible. Lo mejor es que estén hechas a base de agua y algodón, y no tenga perfumes u otros componentes nocivos.

Es fundamental también fijarse en el nivel de humedad, que debe ser alto, para que puedan desempeñar su función de forma adecuada. Si son suficientemente húmedas podrán limpiar bien la piel, pero en caso contrario la irritarán.

Resulta igualmente importante que sean de una marca de la que se tengan buenas referencias. Si están hechas por una compañía dedicada a crear productos para bebés, la garantía de calidad será bastante mayor. Y uno de los aspectos más trascendentales es que estén probadas dermatológicamente y tengan buenas opiniones entre otros consumidores que las hayan utilizado ya.

Toallitas para bebés...y para mucho más 1

¿Para qué más podemos utilizar las toallitas para bebés?

Tal como indicábamos antes, es muy común que a las toallitas para bebés se les dé otros usos distintos. Por ejemplo, son ideales para limpiar manchas de distinto tipo. Todas aquellas personas que tengan un niño pequeño conocen de sobra las dificultades de mantener la casa limpia todo el tiempo. Los bebés pueden ensuciar desde textiles de la casa, hasta objetos e incluso la ropa propia y la de los demás miembros de la familia.

Pues bien, las toallitas son un gran aliado para solucionar estos contratiempos, ya que son especialmente útiles a la hora de eliminar una mancha de manera inmediata, quitando todo resto de suciedad.

Las toallitas sirven también para mantener los juguetes en buen estado. Son muchos los padres que las emplean para conseguir que sus juguetes sigan luciendo como nuevos. El simple hecho de pasarles una toallita para bebés, les quita toda aquella suciedad causada por restos de comida, saliva, etc.

Cuando los pequeños tienen pizarras para dibujar o escribir en ellas, las toallitas adquieren un carácter trascendental, ya que son simplemente perfectas para limpiar su superficie. Tanto es así, que se considera que obtienen resultados más óptimos que los borradores de toda la vida, tanto si se trata de una pizarra a tiza como con rotulador.

Estas toallitas son también un buen aliado para dar una pasada rápida a algunas partes de la casa. Si no hay tiempo para limpiar el baño por ejemplo, una pasada con ellas por los sanitarios les dará un buen “lavado de cara”. Y si no hay a mano un producto para desmaquillarse, una toallita por el rostro y asunto solucionado.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios