Cómo tratar con una madre reciente

Es habitual oír entre madres primerizas que en muchas ocasiones, sus familiares y amigos más cercanos terminan siendo un motivo más de estrés en esos primeros días tras el nacimiento del bebé, maravillosos sin dudas, pero difíciles y desafiantes. Es por este motivo que te daremos algunos consejos sobre cómo tratar con una madre reciente para ser un sostén para ella.

Es que cuidar a un bebé en sus primeros días puede ser agotador, y si a eso se le suma el entusiasmo de muchas personas que quieren conocer al nuevo integrante de la familia, el resultado es una madre doblemente agotada.

Por eso, la regla número uno en estos casos es jamás visitarlos sin primero llamar y concertar un horario, ni ofenderse si te dice que mejor ese día no. Y si quieres tener un gesto realmente maravilloso con ella, lo mejor es que te ofrezcas a ayudarla con alguna tarea de la casa, por ejemplo lavar sus platos acumulados o planchar sus ropas. Una tarea pequeña puede hacer mucho por ella.

Si notas que el bebé se ha dormido, aprovecha para retirarte y así permitir que ella descanse mientras su hijo lo hace. Es la única manera de ayudarla a sentirse menos cansada.

En este sentido, no hagas comentarios ni lleves revistas donde celebridades lucen en forma a poco de dar a luz. Sabemos que es un ideal difícilmente alcanzable por mujeres “reales”, y no hace falta hacerla sentir mal con su cuerpo. Ya habrá tiempo para eso.

Muchas veces, una mamá reciente no tiene tiempo de darse una ducha a gusto. Ofrece mirar al bebé para que pueda hacerlo y tomarse un rato para una ducha tranquila, una actividad muy relajante en estos casos.

Las mamás, y más si se trata de su primer hijo, sienten mucha presión por hacerlo todo bien, y dado que en la maternidad no hay reglas fijas ni “buenos” o “malos”, entonces mejor tranquilizarla diciéndole que lo está haciendo estupendamente, que es una gran mamá y que no escuche a nadie salvo a su pareja. No tiene caso dar lugar a todos los consejos que recibirá sin solicitarlos. Por otra parte, no tiene nada de malo que la casa esté un poco desordenada mientras vuelven a organizarse ya como familia, y además tiene derecho a equivocarse de vez en cuando.

Si en la casa hay niños mayores, ofrece llevarlos al parque un rato, para que la mamá se pueda quedar un rato a solas con el bebé y sentirse más tranquila.

Si quieres ver más sobre estos consejos, sigue este enlace pero sobre todas las cosas, tenlos presentes.

Vía: Bebés y Más

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios