¿Debo dejar llorar a mi bebé por la noche?

¿Debo dejar llorar a mi bebé por la noche? 1

Es una pregunta que muchas madres y padres se hacen al llegar la hora nocturna de ir a dormir. Se cuestionan sobre quedarse despiertos por la noche, cuidando y vigilando el llanto del bebé o si sólo deben dejarlo llorar hasta que se canse y se duerma.

La respuesta está en el siguiente artículo, en el que tratamos de despejarles algunas dudas a los padres y madres que tienen un bebé y quieren lo mejor para él.

Las noticias aparecen luego de un estudio realizado en Estados Unidos, que encontró una evidencia científica que explica por qué es mejor dejarlos llorar “hasta que el sueño los venza”. Más allá de las reticencias de algunos papás y mamás.

Es una situación que sucede luego de los seis meses. Para la investigadora, Marsha Weinraub, profesora de psicología de la Universidad de Temple y su equipo tomaron medida sobre los patrones de sueño y vigilia durante la noche de un grupo de 1.200 infantes de entre seis y 36 meses de edad.

En el transcurso de esta investigación, los investigadores les pidieron a los padres que llevaran un registro de las veces que se despertaba su bebé al cumplir 6, 15, 26 y 36 meses.

Los resultados obtenidos

Luego de la investigación, los resultados demostraron que los bebés podían dividirse en dos grupos: los durmientes y los durmientes transitorios. Se comprobó, en relación a los bebés que cumplían los 6 meses, que el 66% de los durmientes no se despertaban durante la noche o se despertaban sólo una vez a la semana, y después seguían una trayectoria similar a medida que los años pasaban.

Por otrolado, el 33% de los bebés durmientes transitorios, cuando cumplían los 6 meses se despertaban siete noches a la semana y a los 15 meses se despertaban dos noches semanalmente, por último, lo hacían una noche cuando cumplían 24 meses.

Otro de los resultados fue que encontraron también que la mayoría de los bebés que se despertaban eran varones y muchos se alimentaban del pecho materno. Por este motivo, se agrega que “cuando las madres se adaptan a este despertar nocturno y/o si el bebé tiene el hábito de quedarse dormido durante el amamantamiento, entonces no está aprendiendo cómo tranquilizarse por sí solo, y esto es algo esencial para tener un sueño regular” explica la investigadora.

Los resultados mostraron que los durmientes transitorios poseen niveles más altos de dificultad temperamental. Además, los autores aceptan que existen otros factores, como la depresión materna, que impacta en el sueño del bebé.

Vía: bbc

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios