Cómo cuidar la piel durante el embarazo

Cómo cuidar la piel durante el embarazo 1


La piel es uno de los órganos del cuerpo humano más expuestos a los factores externos, es recomendable mantener siempre una especial atención sobre ella, pero sobre todo en situaciones especiales, como el embarazo.

Durante el embarazo, las alteraciones metabólicas en el cuerpo de la mujer son mucho más pronunciadas que durante otra etapa de su vida, y estas alteraciones en el interior del organismo se traducen en el exterior y sobre todo en afecciones en la piel.

Las mujeres embarazadas sufren a menudo cambios y trastornos en la epidermis, que suelen prolongarse durante todo el periodo de gestación y que se traducen en manchas, acné, estrías u otros efectos.

Para prevenir estas dolencias, las grandes ciudades cuentan con clínicas especializadas que tratan estas afecciones, basta con consultar en cualquier buscador por ejemplo dermatólogos en Málaga y nos aparecerán decenas de resultados satisfactorios.

Otra opción es atender a algunos consejos útiles que nos ayudarán a mantener la piel elástica y cuidada durante todo el embarazo.

Mantener una alimentación adecuada

Comer de manera adecuada durante el embarazo previene el aumento de peso excesivo, por lo que la piel no se somete a grandes estiramientos. Una dieta rica en frutas y verduras y beber mucha agua mantendrán la piel hidratada. En cuanto a la carne: el pollo, el cerdo, la ternera o el pescado aportarán gran cantidad de proteína que es responsable de la producción de fibras musculares, necesarias para evitar que aparezca la flacidez tras el parto.

Utilizar cremas hidratantes

Si a diario utilizamos cremas hidratantes de todo tipo: pieles grasas, pieles normales, específicas para día, para noche, etc. Durante el embarazo se recomiendan cremas anticelulíticas o antiestrías, y a ser posible, que contengan componentes naturales.

Peeling faciales

Los peeling son un tratamiento que mantiene la piel del rostro alejada de células muertas y de impurezas y la deja limpia, suave y elástica. Estos peeling faciales debe ser mecánicos, no químicos.

Masajes de drenaje linfático

Se trata de una técnica tradicional de mesoterapia que puede servir de gran ayuda durante el embarazo ya que mantiene la fluidez de la circulación linfática, produciendo un efecto sedante sobre el sistema nervioso y los músculos. Esta técnica es muy útil para combatir el acné, la piel rosácea o la dermatitis, así como mantener la celulitis a raya.

Protección solar

La protección solar es necesaria para cualquier persona en todas las etapas de su vida, incluso en invierno. Durante el embarazo, la piel está en un estado mucho más sensible, por lo que se aconseja para evitar el envejecimiento celular y alteraciones en la pigmentación.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios