El concepto de parto humanizado: cada vez más extendido

El concepto de parto humanizado: cada vez más extendido

En los últimos tiempos, cada vez más se escucha hablar de parto humanizado, aunque muchos no saben exactamente de qué se trata esta tendencia.

Simplemente, consiste en volver a los orígenes. Tiene que ver con honrar ese momento tan especial para una mujer que consiste en traer una vida al mundo, respetando sus tiempos, sus emociones y el ritmo que impone su propio cuerpo, interviniendo lo menos posible y sólo cuando sea necesario, de la forma menos invasiva posible.

El siglo XX trajo grandes adelantos en la ciencia y la medicina, y con él las mujeres comenzaron a alumbrar en hospitales – algo que hasta entonces ocurría en el hogar. Pero esto, que comenzó como una forma muy efectiva de disminuir notablemente la mortalidad infantil y materna como así también las secuelas de partos complicados, terminó transformando la relación de la madre con su acto de parir, no sin cierta condescendencia machista en la comunidad médica.

El parto humanizado se basa en el concepto que el cuerpo está preparado para parir, y que se debe de hacer de forma natural y tranquila. Ciertas intervenciones realizadas con el fin de acelerar ese proceso van en detrimento de que ese instante sea disfrutado.


Entre los fundamentos del parto humanizado encontramos evitar el uso de fármacos, como así también de pruebas rutinarias como chequeo de dilatación, pruebas de orina o signos vitales a no ser que se considere necesario.

También se permite que la mujer elija la posición que considere mejor para ella, y el sitio o espacio en donde desea recibir a su hijo. También, en este sentido, son muchas las que elijen la intimidad y privacidad de su hogar para la llegada del bebé. Lo intuitivo y lo instintivo juegan aquí un rol fundamental. El niño es colocado inmediatamente sobre su mamá para que comience el proceso del vínculo, lo que conlleva la lactancia. No es sino hasta tres horas después del alumbramiento que se separa al recién nacido de la madre.

Hay centro especializados en este tipo de prácticas, que además de asesoramiento y preparación, brindan asistencia en caso de ocurrir complicaciones que sí requieran de un médico o de hospitalización.

No deja de ser, de todas formas, una opción muy personal de la que vale la pena aprender e informarse.

Vía: Mi mami on line

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios