El zumo de granadas en el embarazo protege al bebé del estrés

El estrés en el embarazo es causa de distintos problemas, ya que su efecto oxidativo influye en la función de la placenta.

En efecto, cuando una gestante se ve sometida a mucho estrés, su placenta trabaja de peor forma, y podría traer consecuencias al feto. Pero un estudio de la Universidad de Washington determinó que el zumo de granadas en el embarazo podría proteger de esos efectos.

Este zumo es rico en antioxidantes polifenólicos, limita lesiones trofoblasto placentaria in vivo e in vitro.

Así, se suministró a un grupo de embarazadas el zumo, mientras que otras formaron un grupo de control.

Así, los investigadores encontraron una disminución del estrés oxidativo en la placenta humana a largo plazo de las mujeres que trabajaban después de la ingestión de zumo de granada prenatal, en comparación con el zumo de manzana como control.

Por otra parte, el zumo de granada reduce el estrés oxidativo in vitro, la apoptosis y muerte celular en el plazo global de explantes de las vellosidades trofoblásticas y cultivos primarios expuestos a la hipoxia, el cloruro de cobalto, la hipoxia mimética, y el inhibidor de la cinasa, estaurosporina.

En conclusión, este zumo limita el daño a la placenta que produce el estrés y por tanto previene al bebé en gestación de algunas complicaciones en el embarazo.

Vía: Asturi.as

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios