Reposo absoluto en el embarazo: ¿es realmente efectivo?

En algunos casos en los que el embarazo es considerado de riesgo, el médico recomienda a la madre que realice reposo absoluto. La futura mamá, no podrá moverse de su cama, salvo para ir al baño, para ducharse o para ir a comer. Esta situación, aceptada por todas las mujeres como algo beneficioso y lo más seguro para su bebé, está siendo cuestionada por algunos profesionales de la salud, que cuestionan las medidas preventivas, sin saber sus verdaderos resultados.

Entonces, se comienza a analizar más en profundidad la idea del reposo absoluto y se presta más atención a sus posibles complicaciones. Por ejemplo, se hace especial hincapié en las posibles complicaciones que generen el hecho de estar en cama y en una posición horizontal durante mucho tiempo. Te mostramos algunos planteamientos en este artículo.

¿Cuándo un embarazo se considera de alto riesgo?

Un embarazo de riesgo es una situación muy delicada que requiere de un tratamiento muy especial y dedicado, no sólo por parte del médico, sino también, por parte de la madre y de su familia. Entre muchas de las razones por las cuales el médico puede detectar un embarazo de riesgo, se encuentran las siguientes.

1- contracciones prematuras (antes de tiempo),

2- si la mujer tiene antecedentes de embarazos que terminaron en aborto espontáneo o nacimiento de un bebé sin vida,

3- embarazo múltiple,

4- presión arterial alta, como en los casos de preeclampsia

5- sangrado vaginal, generalmente es causado por anomalías en la localización de la placenta,

6- debilidad en el cuello del útero,

7- cérvix incompetente, es decir, que puede hacer que se dilate el cuello del útero prematuramente,

8- retraso en el crecimiento fetal, entre otras.

¿Por qué no se recomienda el reposo absoluto?

Algunas organizaciones especializadas como el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia (American College of Obstetrics and Gynecology), advierten que el reposo absoluto no debe hacerse de manera rutinaria. Según lo explican, puede traer complicaciones como riesgo de desarrollar coágulos en las piernas, estreñimiento, estrés, dolor en la espalda, mareo, atrofia muscular, intolerancia a la glucosa, fatiga, depresión, ansiedad y falta de energía.

Por otro lado, los especialista expresan que no se ha comprobado que el reposo en cama durante el embarazo es lo más recomendable para prevenir las complicaciones o el parto prematuro.

¿Qué hacer ante el reposo absoluto?

Varios especialistas recomiendan que, si tu médico te ha recomendado reposo absoluto durante el embarazo, que hables con él sobre tus sensaciones y sobre tu postura. De esta forma, se podrán poner de acuerdo en cuál es la mejor manera de superar el momento crítico del embarazo.

Vía: vidaysalud.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios