La episiotomía en el parto

La episiotomía en el parto

Esta palabra que parece tan científica, no es otra cosa que una práctica que se viene utilizando hace años en las salas de parto: es cuando el médico realiza un corte en el periné, que es el espacio entre la vagina y el ano para ayudar a que el bebé salga más rápido durante la fase de expulsión.

Se clasifica de acuerdo a cómo se hace el corte en: lateral, medio lateral u oblicuo, o medio. La apertura medio lateral es la preferida ya que es la que menos riesgo de daño al esfínter anal tiene.

Es una práctica indispensable cuando se tiene que utilizar fórceps u otra técnica mediante el uso de instrumentos para que el niño salga; hay dificultad en el desprendimiento de hombros; si el parto es prematuro y/o hay signos de sufrimiento fetal; o bien el periné de la madre es frágil, cicatricial y corto.

En España se utiliza en el 80% de los casos de madres primerizas y la mitad de aquellas que van por el segundo parto. En Suecia, curiosamente sólo el 6% de las que dan a luz a su primer hijo se les practica episiotomía.

Sin embargo, hay un amplio debate en la sociedad sobre la utilidad de la práctica. La comunidad médica sostiene que cicatriza mejor que un desgarro espontáneo, evita lesiones en los músculos, acorta la expulsión y por lo tanto es menos sufrimiento fetal y fatiga materna.

Los detractores, por su parte, aseveran que es mucho más incómodo y tarda más en cicatrizar el corte de episiotomía que el de un desgarro, incomoda a la madre, provoca hemorragias, dificulta retomar las relaciones sexuales en la pareja. Este sitio web es uno de los tantos en los que se explican los fundamentos de la oposición a la episiotomía.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, recomienda no superar una tasa del 10 por ciento de episiotomías, que deberían ser cuando la indicación así lo requiera.

Por tu parte, es importante que te informes y hables con tu médico, aún antes de llegado el momento del parto, de manera que sepas cuál es tu propia postura al respecto y que ésta sea respetada por el obstetra. Para ello, comienza a averiguar con tiempo todo lo que necesites, para que cuando estés en la sala de partos, te sientas tranquila y confiada en las manos del doctor.

Vía: Guía Infantil
Foto: Amaxtu

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios