Cómo prevenir la depresión posparto

Cómo prevenir la depresión posparto

Uno de los fantasmas que más pueden empañar un momento tan especial como la llegada de un hijo, es la depresión posparto, una condición psicológica o psiquiátrica relacionada con los múltiples cambios hormonales del cuerpo de la madre, asociados a cuestiones del entorno y la personalidad.

Te daremos algunos consejos útiles, teniendo en cuenta que en última instancia y si no te sientes mejor, debes consultar al médico sin dudarlo ni demorarte.

Ten cerca de ti a alguna persona con quien te sientas cómoda para hablar de tus sentimientos día a día, además de personas que colaboren contigo en el cuidado del bebé y en las tareas del hogar. Acepta toda la ayuda que te ofrezcan y no intentes que la casa esté en perfecto orden como antes: a su debido tiempo, todo se normalizará.

Es importante que, por muy ocupada que estés, te tomes al menos 15 minutos diarios para hacer algo que te relaje y te sea placentero, como un hobbie o una caminata a solas.


Escribir lo que nos pasa en un diario o bitácora es muy útil, y sirve para poner las cosas en perspectiva, además de ayudar a resolver sentimientos que no identificamos.

No descuides tu alimentación, sobretodo si amamantas: ensaladas, vegetales frescos, frutas, leche y cereales, no necesitan de mucha preparación y son sumamente saludables para estos momentos.

Acércate cariñosamente a tu compañero y deja que te contenga, no necesariamente manteniendo sexo. No te condiciones, y tampoco lo hagas con tu pareja.

Déjate aconsejar por personas que ya hayan tenido hijos recientemente. El intercambio de opiniones y situaciones es muy enriquecedor y te dará alivio saber que no estás sola ni eres la única a la que las cosas le suceden.

Vía: Guía de bebés

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios