Cuidados de la piel del bebé

Cuidados de la piel del bebé 1

Cuando llega a la casa un recién nacido, muchos padres novatos no saben muy bien cómo cuidar la piel del bebé, tan delicada y susceptible a irritaciones. Es por ello que compartiremos algunos consejos al respecto.

Una de las primeras dudas que surge es con respecto a la piel del bebé, que no bien nace comienza a pelarse como si hubiese estado quemada por el sol, pero en realidad tiene que ver con que cambia esas primeras capas de la piel que han permanecido húmedas en el líquido amniótico por mucho tiempo. Si la piel está demasiado descamada, se puede poner un poco de loción hidratante hipoalergénica para bebés, pero en general basta con no hacer nada y esperar que el bebé por sí mismo cambie su piel.

Otra duda es con respecto al lavado de la ropa del bebé en sus primeros tiempos de vida. Lo ideal es utilizar jabones hipoalergénicos, especialmente formulados para bebés, sin utilizar suavizantes, ni perfumes, ni ningún otro producto. Es buena idea lavar antes de colocar por primera vez la ropa nueva, para quitarle suavizantes o perfumes que podrían irritar la piel del niño.

Es importante enjuagar dos veces la ropa y hacerlo también con sábanas y mantas, es decir, con todo lo que va a estar en contacto con la piel del bebé. Esto es válido además para las sábanas de la cama matrimonial, si es que se tiene previsto practicar el colecho.

La ropa del bebé debe lavarse separada de la de los adultos, y con estos productos especiales. Así al menos por un tiempo, hasta asegurarse que al sudar el niño no le aparecerán granitos o rojeces producto del roce con telas tratadas con suavizantes o detergentes más agresivos.

A partir de que el bebé se desplaza por el suelo, aproximadamente, ya no hacen falta tantas precauciones con el lavado, y se puede lavar la ropa del bebé con la de los adultos. Pero esto siempre dependerá de la sensibilidad de la piel del niño, así que se puede ir probando y si se presentan irritaciones, continuar lavando aparte y con jabon hipoalergénico.

“Un bebé no necesita que le pongan habitualmente cremas, aceites ni talcos”, señala la Asociación Americana de Pediatría, así que a menos que por algún motivo veas la piel de tu hijo demasiado reseca, no hace falta colocarle cremas o aceites, y en cualquier caso, deberá ser alguno recetado o sugerido por el pediatra.

En cuanto a las cremas para sanar la dermatitis del pañal, deben aplicarse cuando la piel está irritada, y no colocar si vemos que el bebé está bien, no hace falta colocar crema en forma preventiva con el cambio de pañal.

Se puede lavar la zona del pañal con agua a diario una vez que ya el bebé puede bañarse, pues es más higiénico que las toallitas, pero el baño puede espaciarse día por medio para no resecar en exceso la piel.

Vía: Bebés y Más

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios