Cuidar la presión alta durante el embarazo

Cuidar la presión alta durante el embarazo 1

Una mujer puede atravesar diferentes casos de hipertensión en el embarazo. Una hipertensión crónica –desde antes de la concepción y hasta 3 meses posparto–, una hipertensión gestacional, cuando la presión aumenta luego de las 20 semanas de embarazo, y suele irse luego del parto, y preeclampsia, un cuadro muy serio que implicapresión alta y proteína en la orina de la mamá y que conlleva grandes riesgos para madre e hijo.

La presión alta durante la gestación puede traer complicaciones tales como:

  • Disminución del flujo sanguíneo a la placenta , lo cual afecta el suministro de nutrientes y oxígeno al bebé.
  • Separación prematura de la placenta, lo cual implica riesgo de hemorragias en la madre y falta de oxígeno para el bebé.
  • Parto prematuro, con los riesgos que implica para el bebé nacer antes de término.

Qué hacer en caso de presión alta

Durante el embarazo, cualquier medicamento que la mujer tome afectará al bebé en desarrollo. Algunas medicaciones son aptas para embarazadas, y otras no. En caso de hipertensión el tratamiento es relmente importante para evitar complicaciones mayores, por lo que es sumamente importante que veas a tu médico obstetra regularmente para controlar tu presión y dirigirse inmediatamente a una guardia médica en caso de un episodio de presión alta.

Especialmente si estás buscando un embarazo, registra tus niveles de presión arterial para estar al tanto y evaluar cuánto se modifica durante el embarazo.

Controla tu ingesta de sodio

La sal es una de las variables que aumenta la presión sanguínea. El hábito de agregar una pizca de sal al plato cada vez que comes no es el mejor: si estás buscando un bebé elimina esa costumbre y evita no sobrepasar más de una cucharadita diaria para consumo, y elige utilizar sal marina.

Evita situaciones de estrés

Intenta evitar situaciones estresantes y maneja técnicas de relajación regularmente, como la meditación y el yoga. El estrés y la tensión pueden afectar negativamente a la presión sanguínea.

Realiza tus controles medicos frecuentes

Tu obstetra medirá tus niveles de presión arterial en cada visita, y además te indicará, en caso de que tengas que tomar algún tipo de medicación, cuál es la adecuada para que no interfiera con la presión.

Mantén un peso saludable

Sigue un plan de alimentación saludable para evitar un exceso de peso. Subir de peso durante el embarazo es perfectamente normal y esperable, pero procura que el aumento de peso se mantenga dentro de niveles saludables.

El sedentarismo tiene relación con el sobrepeso, el cual aumenta el riesgo de hipertensión durante el embarazo. Mantén una rutina de ejercicios adecuada para el embarazo, como caminatas o natación.

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios