Endometritis puede ser causa de abortos espontáneos o muerte fetal

Endometritis puede ser causa de abortos espontáneos o muerte fetal 1

Ante el desagradable acontecimiento de la interrupción repentina de un embarazo, ya sea que se produzca un aborto espontáneo o muerte fetal – cuando la gestación ya estaba más avanzada –, la endometritis debe descartarse como causa, razón por la cual se aconseja la realización de los correspondientes exámenes, particularmente en caso de abortos espontáneos a repetición, pues puede causar infertilidad a la mujer.

La endometritis es la inflamación o irritación del revestimiento del útero (el endometrio) y no es lo mismo que endometriosis. Es causada por infecciones como clamidia, gonorrea, tuberculosis o mezclas de bacterias vaginales normales. Es más probable que se presente después de un aborto espontáneo o un parto, especialmente después de un trabajo de parto prolongado o una cesárea.

El riesgo de esta infección se ve aumentado además con cualquier procedimiento médico que implique penetrar el útero a través del cuello uterino como una dilatación y legrado, una histeroscopia y la colocación de un dispositivo intrauterino (DIU).

La endometritis puede ocurrir al mismo tiempo que otras infecciones pélvicas, como salpingitis aguda, cervicitis aguda y muchas infecciones de transmisión sexual (ITS).

Nuevos estudios indican que mujeres con un historial de abortos espontáneos reiterados o muerte fetal, deberían someterse a pruebas para diagnosticar una endometritis no descubierta. “La biopsia endometrial debería ser parte de la evaluación diagnóstica habitual después de abortos reiterados o muerte fetal”, señalan desde la Facultad de Medicina de la Universidad de Illinois, Chicago (Estados Unidos).

Este equipo científico realizó  la primera investigación publicada sobre la prevalencia de la endometritis crónica y la mejoría de las tasas de partos vivos después de un tratamiento con antibióticos en las mujeres tratadas. Se reunió información de manera prospectiva y llevó adelante un estudio observacional de una cohorte de 395 mujeres con dos o más abortos espontáneos de embarazos de menos de 10 semanas o la muerte de un feto de más de 10 semanas.

A estas mujeres, se les realizó una biopsia endometrial, para administrar antibióticos a aquellas a quienes se les detectó endometritis crónica. Se les realizó una segunda biopsia endometrial como prueba de curación. Las mujeres con endometritis crónica persistente recibieron un segundo tratamiento antibiótico.

La prevalencia de la endometritis crónica fue del 9 por ciento, incluido un 7 por ciento con abortos espontáneos tempranos, un 14 por ciento con antecedentes de muerte fetal y un 11 por ciento con ambas complicaciones. Aquellas con endometritis crónica registraron una mayor cantidad promedio de muertes fetales. Asimismo, antecedentes de  abortos espontáneos tempranos, dilatación y curetajes previos, y abortos electivos anteriores no tuvieron que ver con un aumento de los casos.

Una vez se aseguraron que todas las mujeres estuvieron sanas, la tasa acumulativa subsiguiente de partos vivos fue del 88 por ciento en el grupo tratado y del 74 por ciento en el grupo sin endometritis crónica.

La tasa general de parto vivo por embarazo en el grupo tratado fue del 7 por ciento (7/98 gestaciones) antes del tratamiento y del 56 por ciento (28/50) después del tratamiento.

En cuanto a los resultados de embarazos inmediatos al tratamiento con antibióticos fueron parecidos entre los grupos, con una tasa de nacimientos vivos del 42 por ciento (10 de 24 gestaciones) en las mujeres tratadas y del 59 por ciento (143/244) en las participantes sin endometritis crónica.

“No me sorprenden estos resultados si se tiene en cuenta la posibilidad de que quede tejido retenido después de la pérdida del embarazo. Con la publicación de este estudio, ahora contamos con evidencia que respalda nuestra hipótesis”, concluyeron los autores.

Vía: Terra

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios