La importancia de la vitamina D durante el embarazo

La importancia de la vitamina D durante el embarazo 1

Cada vez es más sorprendente las formas que existen de proteger y cuidar un embarazo. Pero no hay nada más tradicional que cuidar la salud tanto de la madre como del hijo a través de las vitaminas que existen en los alimentos, suplementos dietarios, complejos vitamínicos, ejercicios físicos, etc. La vitamina D, que se produce principalmente por efecto de la exposición a la luz del sol, también está presente en algunos alimentos, como los pescados grasos, los huevos y los productos lácteos enriquecidos.

La carencia de vitamina D en las mujeres embarazadas se asocia con un aumento del riesgo de padecer diabetes gestacional. Los niveles de vitamina D durante el embarazo influyen en el desarrollo óseo del bebe y en su crecimiento. Las mujeres que tienen deficiencias en la concentración de vitamina D durante las primeras 26 semanas de su embarazo, parecen tener un mayor riesgo de desarrollar preeclampsia severa, que consiste en un peligroso aumento de la presión arterial, que es potencialmente muy grave para la salud madre-hijo.

Varios organismos de salud recomiendan, para mejorar el nivel de vitamina D materno y fetal durante el embarazo, el consumo de suplementos con vitamina D a las embarazadas. No obstante, las recomendaciones varían significativamente en cuanto a las dosis y se están revisando los efectos y la seguridad de la administración de suplementos de esta vitamina durante el embarazo.

Un aporte adecuado de calcio por medio de los alimentos es vital para que la madre no sufra pérdida orgánicas de este mineral a lo largo de la gestación. Sin embargo, para que el calcio se fije en los huesos necesita la presencia de la vitamina D. Por tanto, tan importante como el aporte de calcio es el contenido de vitamina D de la alimentación. No obstante, la vitamina D se puede formar en el organismo a partir del colesterol. El proceso de transformación tiene lugar debajo de la piel, donde por acción de los rayos solares, el colesterol se transforma en colecalciferol, la forma activa de la vitamina D.

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios