¿Qué es un embarazo de alto riesgo?

¿Qué es un embarazo de alto riesgo? 1

En la consulta al ginecólogo durante la gestación, puede darse el caso de que el médico determine que se trata de un embarazo de alto riesgo. Veamos de qué se trata y qué implica ello.

Antes de hablar de factores de riesgo, es importante conocer cuáles son los factores de riesgo, previos a la gestación, que aumentan la posibilidad de que esa paciente termine teniendo un embarazo de alto riesgo y por ello, requieren un seguimiento médico más exhaustivo.

Algunos de estos factores de riesgo son:

  • Edad de la mujer
  • Mujeres menores de 16 años y mayores de 35 años
  • Peso:  menos de 46 kilos gramos o con sobrepeso
  • Altura: mujeres que miden 1. 53 metros o menos
  • Anormalidades reproductivas
  • Tener alguna malformación uterina o cuello uterino incompetente
  • Problemas en previos embarazos
  • Adicciones
  • Alcoholismo, tabaquismo y adicciones a drogas recreativas

En cuanto a los embarazos de alto riesgo, son aquellos en los que existe una condición médica que hace que las posibilidades de complicaciones en el embarazo sean más altas, razón por la cual es importante vigilar más de cerca a estas mujeres para que su gestación llegue a término en la medida de lo posible, pero sobre todas las cosas, para que tanto la madre como el niño puedan conservar su salud y su vida.

Se considera que se trata de un embarazo de alto riesgo si hay:

  • Enfermdedades del corazón
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Hipertensión arterial
  • Enfermedades renales
  • Transtornos auto-inmunes
  • Diabetes
  • Cáncer
  • Enfermedades mentales
  • Trombofilia
  • Abortos a repetición
  • Muerte fetal  en embarazos previos
  • Antecedentes de trasplantes
  • Antecedentes sociales: que la paciente viva lejos de los centros de salud, embarazo no controlado, entre otras situaciones.

Otra causa común de este diagnóstico son los embarazos múltiples y condiciones desarrolladas durante el embarazo como:

  • Preeclamsia y eclampsia
  • Placenta previa
  • Diabetes gestational
  • Ruptura prematura del saco amniótico
  • Infecciones virales
  • Incompatiblidad de grupos sanguíneos

Si te diagnostican un embarazo de alto riesgo, no quiere decir que tu bebé no podrá nacer sano, pero sí que habrá que tener muchos más cuidados que en una gestación sin inconvenientes. Es por ello que si es tu caso, lo mejor que puedes hacer es seguir al pie de la letra las indicaciones médicas y además llevar una vida sana y tranquila, realizando un número mínimo de actividades, a menos que el doctor indique reposo.

En ocasiones, un embarazo de riesgo requiere de un mayor número de consultas de control, en otras ocasiones se hace necesario ingresar a la futura mamá para tratar o vigilar su condición, también hacer más estudios diagnósticos o realizar interconsultas con otros especialistas como cardiólogos, endocrinólogos, entre otros.

Pero al mismo tiempo, existe un alto número de embarazos de alto riesgo que terminan con un final feliz: un bebé sano.

Vía: About

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios