Cuidados básicos que una embarazada debe tener en su trabajo

Cuidados básicos que una embarazada debe tener en su trabajo 1

Casi todas las mujeres tienen que trabajar durante el embarazo, ya sea fuera de casa o en el hogar. Algunas recomendaciones para cuidar cada día la salud de la mamá y el bebé. Alegría, sorpresa, conmoción, ansiedad, más alegría. La noticia de un nuevo embarazo llega con las emociones más diversas. Es momento de anuncios, felicitaciones, sueños y proyectos. Pero el mundo –que para los futuros padres dio un vuelco de 360º– sigue girando a la velocidad de siempre. El trabajo, la casa, las responsabilidades y otras ocupaciones siguen demandando. ¿Cómo congeniar embarazo y trabajo? 

La embarazada puede realizar una actividad normal pero evitando en lo posible las tareas pesadas. Puede continuar trabajando si se trata de una ocupación que no requiere gran esfuerzo físico, pero deberán proscribirse totalmente durante la gestación aquellos trabajos que impliquen el uso de la fuerza, o se realicen en locales con materiales insalubres, con deficiente sistema de ventilación, refrigeración o limpieza

Para que la jornada sea más llevadera y poder cuidar la salud de la mamá y el bebé, se aconseja:

  • tomar un descanso cada dos horas y uno más largo para comer algo cada cuatro;
  • beber abundante líquido;
  • cambiar la posición constantemente;
  • tratar de no levantar objetos pesados ni agacharse;
  • usar ropa holgada y zapatos bajos y cómodos.

Trabajo en la computadora:

Para aquellas que trabajan frente a la computadora, los especialistas recomiendan utilizar teclados que puedan separarse de la pantalla, como también sillas y mesas ajustables. La distancia ideal es a un brazo de distancia de la pantalla.

Trabajo fuera de casa:

Pero no todas las mujeres trabajan fuera de casa. Las tareas del hogar y el cuidado de los hijos mayores también requieren de grandes esfuerzos. Uno de los principales es el de levantar objetos –o personitas– pesadas.  El aumento de peso durante el embarazo sobrecarga la espalda. Si la mujer levanta los objetos de forma adecuada, reducirá el esfuerzo y prevendrá lesiones. Para ello, se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • pararse dejando entre los pies una separación equivalente al ancho de los hombros;
  • contraer los glúteos;
  • doblar las rodillas;
  • hacer fuerza con los brazos y las piernas, no con la espalda;
  • limitar la cantidad y el peso de los objetos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios