Hipogalactia: causas y tratamiento

Hipogalactia: causas y tratamiento 1

Siempre nuestra intención es ayudar a cualquier embarazada, y también madre, y por dicha razón hemos hablado de muchas temáticas relacionadas con las mismas. Por ejemplo, hablamos de cómo controlar las migrañas durante el embarazo, te informamos sobre la necesidad de una dieta equilibrada en el embarazo, te hablamos de cómo puedes cuidar de distintas enfermedades a tus pequeños, entre muchas otras temáticas a las cuales hay que prestarle mucha atención. Pues en la oportunidad del día de hoy queremos hablarte de la Hipogalactia, un problema que pueden sufrir las mujeres.

Quizás ya escuchaste hablar a alguien sobre la Hipogalactia, lo que no es extraño porque es un problema que afecta a miles de mujeres en todo el mundo. Y es que este problema se da cuando una madre no produce la cantidad suficiente de leche para amamantar a su pequeño. Resulta que la Hipogalactia puede ser definitiva, es decir para siempre, o transitoria, lo que implica que la madre no produce la leche suficiente sólo por un tiempo determinado. Este problema puede originarse por varias causas: por problemas de diabetes y obesidad, por el tipo de parto que ha pasado para dar a luz a su pequeño, por un bajo desarrollo de la mama, entre muchas otras posibles, por lo que importante prestar atención y, ante cualquier duda, concurrir a un médico especializado.

Si tú sufres de este problema, lo primero que debes hacer es realizar una consulta con un especialista en el tema, ya que dependiendo de la mujer, dependerá también el tratamiento o consejos que se pueden seguir para tratar este problema. Sin embargo, podemos mencionarte algunos consejos o recomendaciones, que ayudarán a una mujer que sufre de este problema. Quién padezca de una hipogalactia puede tratarla aumentando el contacto con el bebé, lo que según dicen estimula la producción de la leche; además, puede ayudar aumentar las extracciones de leche: por ejemplo, si tú das a tu pequeño 7 veces leches al día, auméntalas a, al menos, unas 10 veces por día; esto ayudará a aumentar la producción de leche materna. Si todo ello no funciona, también se puede probar con el uso de galactogogos, los cuales ayudan, en gran medida, a aumentar la producción de leche.  

Sea cual sea el método que tú escojas, es muy importante que consultes, previamente, con un médico especializado en el tema.

Compartir en Google Plus

Acerca de Gisella Zarza

Estudiante de Cs. de la Comunicación, adeudo tesis. Interesada en las redes sociales, el mundo de la moda y la música. Mejorar la sociedad con el poder de las redes sociales y ofrecer información exacta a cada persona.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios