Las infecciones urinarias en el embarazo

Las infecciones urinarias en el embarazo

Los cambios hormonales y físicos del embarazo favorecen que se produzcan infecciones urinarias. Por ello es bueno conocerlas y reconocer los síntomas, teniendo en cuenta que la embarazada tiene el doble de posibilidades de padecer estas dolencias.

Es bueno no restarle importancia a las infecciones urinarias en la gestación, ya que podrían ocasionarle problemas al bebé.

Entre las infecciones de orina encontramos las de vías bajas o cistitis, y las de vías altas o riñones, pielonefritis.

En el caso de la primera, los síntomas son:

• Sensación de ardor al orinar.
• Micción dolorosa (disuria).
• Necesidad frecuente de orinar, aunque la vejiga esté vacía (polaquiuria)
• Dolor en la parte baja de la pelvis.
• Orina turbia y maloliente.
• Sangre o pus en la orina (hematuria).

Si el problema es de los riñones, por otra parte, la sintomatología incluye:

• Escalofríos y fiebre.
• Dolores de espalda.
• Vómitos.
• Fatiga y debilidad.

Algunas medidas que puedes tomar para evitar las infecciones urinarias:

• Bebe dos litros de agua diarios (unos 8-9 vasos).
 
• Orina con frecuencia; nunca retengas el pipí.

• Utiliza ropa interior de algodón y evita las prendas sintéticas y demasiado ajustadas.

• Después de defecar, límpiate siempre de delante hacia atrás. Así, los restos fecales no entrarán en la uretra.

• No te sientes con un traje de baño mojado durante mucho tiempo.

• Evita el uso de desodorantes vaginales y jabones antibacterianos.

• Bebe un vaso de agua antes del acto sexual y orina al finalizar.

• Acude al médico ante la aparición de los primeros síntomas.

Vía: Mi bebé y yo

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios