Síntomas de la intoxicación por polvos de talco

Síntomas de la intoxicación por polvos de talco

Hace algunos días te explicábamos la inconveniencia de utilizar polvos de talco, debido básicamente a que es un producto tóxico y que reseca la piel del bebé.

Veamos cómo nos damos cuenta si un bebé se ha intoxicado accidentalmente con polvos de talco y en tal caso, cómo se debe actuar.

Los problemas respiratorios son la dificultad más frecuente en estos casos, debido a que generalmente se inhalan accidentalmente.

Otros síntomas menos frecuentes, producidos por la inhalación de polvos de talco son:

- Vejiga y riñones: disminución del gasto urinario en forma considerable (o ausente).
- Ojos, oídos, nariz y garganta se puede producir tos, irritación de los ojos, ictericia (ojos amarillentos), irritación de la garganta.
- Problemas gastrointestinales: diarrea y vómitos.
- Corazón, pulmones y sangre: desmayo, convulsiones, hipotensión, dolor torácico, tos, dificultad para respirar, insuficiencia respiratoria, respiración rápida y superficial.
- Sistema nervioso: coma, somnolencia, fiebre, apatía para hacer cualquier cosa (letargo), fasciculaciones o tics de los brazos, manos, piernas o pies, fasciculaciones o tics de los músculos faciales.
- Piel: pueden salir ampollas, un color azulado en piel, labios y uñas, sarpullido, descamación (muda) de la piel o piel amarilla.

Si vemos que el bebé inhaló accidentalmente polvo de talco, debemos ayudarlo a ventilarse y respirar aire fresco, y siempre que haya síntomas como los descriptos debemos llamar al médico en forma urgente.

Por ello hay que mantener el producto fuera del alcance de los niños y tener en cuenta que cuanto antes nos demos cuenta del problema y procuremos atención médica, las consecuencias serán menos graves.

Vía: Bebés y Más

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios